Demo
Demo

Nacimiento Vaginal

El el parto es el mecanismo natural de nacimiento de la especie humana; cuan natural sea depende de las expectativas y creencias del núcleo familiar involucrado: para la biología todo parto vaginal es natural, ahora bien, dependiendo de las expectativas particulares tenemos partos naturales sin asistencia de ninguna especie hasta los partos naturales vigilados y atendidos por un especialista en obstetricia siguiendo todas las normas de control de la medicina moderna y actualizada.

Lo cierto es que, sea como fuere y a pesar de las críticas a la obstetricia moderna y a los modos modernos de nacimiento, la morbilidad y mortalidad materno-fetales han disminuido de manera vertiginosa en los últimos 100 años (mortalidad materna: 70% a 0.005%) y las razones más importantes son: higiene del médico (lavado de las manos, Semmelweis, 1818-1865), invención y uso de guantes (Bloodgood, 1893), control prenatal (Ballantyne, 1901), antibióticos (Penicilina 1928), técnicas anestésicas, cesárea segura (1940), vigilancia fetal y la ultrasonografía.

Toda esta introducción tiene como fin poner en claro que el parto natural no es un concepto único, a diferencia de lo que significa el parto vaginal, que solo y claramente sugiere que el bebé nació o nacerá por la vagina.

  • Slide 1
  • Slide 2

Definiciones

  • Presentación Cefálica: bebé de cabeza. El feto está en posición adecuada para el parto vaginal presentando su cabeza al canal del parto.
  • Presentación Podálica: bebé sentado. El feto presenta las nalgas o variantes (pies, rodillas) en dirección al canal del parto. No es una buena prentación para parir asi que muchos obstetras decidimos practicar una cesárea para evitar lesiones y complicaciones fetales o maternas que se saben aumentadas en este tipo de parto.
  • Parto Prematuro o Pretérmino: parto que se consuma antes de las 37 semanas de gestación. Problema: recién nacido prematuro con problemas respiratorios y otros tantos debido a la inmadurez orgánica.
  • Parto a Término: el parto se produce en cualquier momento desde la semana 37 pero antes de la semana 42 de gestación. Este es el “parto normal”.
  • Parto Postérmino o Posmaduro: es aquel que se produce en o despúes de la semana 42 de gestación. Problema: bebé hipermaduro con deficiencias nutricionales y de oxigenación
  • Contracciones de Braxton-Hicks: son las contracciones uterinas que están presentes hacia el final del embarazo y que a pesar de ser notorias y reconocidas por la madre no generan dolor y son ineficientes para conducir al parto aunque le anteceden. Como se siente una contracción de este tipo?: muy sencillo, el útero se pone duro y redondeado y se puede sentir como una gran pelota rígida dentro del abdomen materno sin generar dolor, durando menos de 30 segundos y sin patrón definido en el tiempo. Los antiespasmódicos comunes las eliminan: falso trabajo de parto
  • Contracciones Uterinas: es cualquier contracción del útero, pero cuando nos referimos a ellas de manera genérica usualmente estamos hablando de las contracciones asociadas al trabajo de parto. Estas contracciones se manifiestan como las de Braxton-Hicks pero son más duraderas (más de 30 segundos), se acompañan de dolor abdominal tipo menstrual con molestias en el bajo vientre y luego en el bajo vientre y la espalda baja (lumbar), de intensidad y frecuencia cada vez mayores. Una vez que comienzan no se eliminan con antiespasmódicos comunes: verdadero trabajo de parto
  • Trabajo de Parto: es el proceso mediante el cual el bebé es expulsado de la matriz materna gracias a las contracciones expulsivas del útero que van ocasionando el descenso del bebé y la dilatación del cuello uterino. Los trabajos de parto son más prolongados en las “primerizas” y más cortos en las multíparas
  • Canal del Parto: conducto por donde nacerá el bebé, conformado por la vagina y el remanente dilatado del cuello uterino y las estructuras óseas que dan origen a la pélvis femenina. Trayecto que el bebé ha de seguir para salir al medio exterior a través de la vulva
  • Dilatación: es la apertura del cuello del útero durante el trabajo de parto. Es la manifestación de la presión ejercida por el bebé sobre el cuello uterino debido a la fuerza de las contracciones uterinas. El verdadero trabajo de parto es aquel que conduce invariablemente a un parto, el falso trabajo de parto es aquel que se pudo detener y solo quedó como una amenaza de parto.
  • Borramiento: durante las contracciones uterinas el cuello del útero se va acortado o “borrando”. La primeriza primero borra todo el cuello y luego dilata. La multípara borra y dilata a la vez.
  • Tapón Mucoso: es la expulsión de moco manchado con sangre por la vagina femenina. Es la primera señal del inicio de las modificaciones del cuello del útero antes del parto. Al iniciarse el borramiento y la dilatación del cuello del útero el moco que tapa el canal es expulsado en forma de flujo vaginal mucoso espeso y manchado con sangre
  • Tacto: es la exploración digital del canal del parto y la valoración de las condiciones del cuello uterino y descenso del bebé para seguir la progresión del trabajo de parto.
  • Encajamiento: este es un término netamente obstétrico que se refiere al descenso de la cabeza fetal dentro de la pelvis materna. Para cuando se dá el ancajamiento ya la cabeza esta profundamente descendida en la pelvis materna y el cuello está completamente dilatado (10 cm). Lo que muchas mujeres llaman encajamiento son los dolores que la cabeza fetal ocasiona por la presión ejercida sobre la vejiga o los huesos del pubis pero esto no es correcto.
  • Expulsivo: es la fase del trabajo de parto que transcurre entre la dilatación completa (los famosos 10 centímetros) y la expulsión o nacimiento del bebé. Esta fase dura menos de 1 hora en la mayoría de los partos, usualmente 15-30 minutos. Mas allá de este tiempo empezamos a considerar un “expulsivo prolongado”. Esto es parir.
  • Episiotomía: es el corte que se practica en el ángulo posterior de la vagina (por encima del ano) con el fin de permitir una expulsión más rápida del bebé y evitar desgarros incontrolados de la región genital y rectal.
  • Episiorrafia: es la reparación, mediante el uso de suturas, de la herida dejada por la episiotomía. Utilizamos sutura absorbible que se deshace sola y que no requiere ser removida posteriormente.
  • Alumbramiento: es la expulsión de la placenta del útero materno. De buena ley significa “dar a luz” de manera que es un error decir por ejemplo, Maria dió a Luz a un varón, porque en realidad dio a luz a una placenta. Sucede que a mucha gente le parece poco educado decir “parir” un bebé y optan por decir “dar a luz”.
  • Desproporción feto-pélvica (DFP): es el término que usamos para expresar que las dimensiones de la cabeza fetal son mayores que las de las estructuras pélvicas del canal del parto. Esta estrechez impediría el nacimiento vaginal del bebé y es indicación de cesárea. Usualmente la relación la obtenemos mediante la Radio-pelvimetría o exámen clínico de la pelvis mediante el tacto obstétrico.

El Dolor

Los dolores de parto tarde o temprano van a ocurrir en la mayor parte de las mujeres embarazadas y se manifiestan siguiendo un patrón un tanto diferente al descrito para las de Braxton-Hicks, aunque en esencia son lo mismo: contracciones uterinas. ¿Cuál es la diferencia? La intensidad, la potencia de las contracciones, su regularidad y su efecto sobre el cuello del útero. Llegado el momento, y por mecanismos que aún no conocemos, las contracciones uterinas aisladas se sincronizan, se hacen más intensas, duran más de 30 segundos (30 a 60 segundos), se hacen más dolorosas a medida que pasa el tiempo y en vez de aparecer esporádicamente comienzan a seguir un patrón regular que cada vez se hace más frecuente. En este punto nos referimos a las contracciones como cada episodio de dolor abdominal que presente la paciente.

El dolor se presenta inicialmente por debajo del ombligo, como un cólico de esos que tenemos cuando nos sentimos mal del estómago; este dolor cada vez se hace más frecuente e intenso y al cabo de algunas horas se le añade dolor de espalda que se parece mucho al lumbago.

¿Qué es la expulsión del tapón, el tapón mucoso?

El famoso tapón es la expulsión de moco, manchado con una pequeña cantidad de sangre, por los genitales de la mujer embarazada antes o despues de iniciadas las contracciones uterinas. Esta mancha o Señal Hemática (Bloody Show, de los anglosajones) sugiere el inicio de los cambios o modificaciones del cuello uterino que se inician antes del parto

Pérdida de líquido por genitales:

La rotura de membranas (romper fuentes) puede ocurrir antes del inicio de las contracciones. Esto se presenta como la salida brusca de abundante liquido por la vagina, se moja la cama o la ropa o se desliza el líquido por las piernas. Tiene un olor parecido al semen. Si esto ocurre notifica de inmediato a tu médico especialmente si tu embarazo tiene menos de 37 semanas. Las contracciones empiezan minutos a horas depués de ocurrida la rotura.

Contracciones sin dolor:

Algunas mujeres, especialmente las multíparas, pueden presentar contracciones uterinas efectivas para el parto sin tener dolores fuertes. Rara vez se presenta esto en las primerizas. No hay manera de saber que pacientes se comportarán de este modo. En estos casos uno está pendiente de signos alternos como expulsión del tapón o pérdida de líquido. Como dije, afortunadamente esto es bastante raro, ante cualquier duda consulta a tu obstetra.

Una vez llegado al término del embarazo, más allá de la semana 37 (especialmente después de la 38) se practica el primer tacto genital con la intención de evaluar la relación de la cabeza fetal con los diametros de la pelvis y las caracteristicas del cuello uterino. Con la información obtenida se pueden obtener datos preliminares sobre las posibilidades de un parto vaginal o una cesárea.

Si las condiciones lo permiten, este es el momento para realizar el decolage de las membranas amnióticas, procedimiento que ayudará a iniciar un trabajo de parto progresivo debido a la generación de contraciones uterinas asintomáticas en la paciente que eventualmente conducirán a un trabajo de parto firmemente establecido. La ventaja de este procedimiento es que permite que la paciente inicie su parto con estados avanzados de modificación del cuello uterino y descenso pélvico del bebé.

Este procedimiento solo se practica en aquellas mujeres que no tienen contraindicaciones para el parto vaginal.

El decolage NO genera riesgos fetales ni maternos de ninguna índole y no rompe las membranas de manera que el bebé sigue inmerso en un medio estéril