Demo
Demo

Nacimiento Abdominal

¿Cómo es la Cesárea?

Una vez anestesiada y preparada la paciente abordamos la cavidad abdominal mediante una incisión transversa baja (bajo la línea del bikini) que se denomina Pfannenstiel y tiene un gran valor estético. Nunca, ni en las emergencias, hacemos una incision vertical, ya que la consideramos poco estetica y sin ninguna ventaja particular para la paciente. Una vez que llegamos al útero hacemos una incisión transversa y llegamos hasta el bebé atravesando la pared muscular y la bolsa de agua y, sosteniéndolo por la cabeza o las caderas (si esta sentado), lo extraemos de la matriz, cortamos el cordón y luego retiramos la placenta para reparar con suturas el útero y el resto de los tejidos que incidimos hasta llegar a la piel. Usualmente, obtenemos al bebé en los primeros 1 a 2 minutos y terminamos el procedimiento en unos 30 minutos o menos.

Los nacimientos por cesárea electiva (indicaciones no médicas) se llevarán a cabo a partir de la semana 38.0 para evitar un ligero porcentaje de dificultad respiratoria del Recién Nacido que se presenta entre las semanas 37.0-38.0

  • Slide 1
  • Slide 2

¿Cuáles son sus Complicaciones?

En nuestros tiempos la Cesárea se ha convertido en un procedimiento muy seguro con mínimas complicaciones y recuperación rápida; las complicaciones más frecuentes son hematoma e infección de la herida, hemorragia posparto, trombosis venosa, entre otras. Con la adopción de mejores tecnicas hemos llevado las complicaciones a niveles practicamente inexistentes.

El riesgo de morir por una Cesárea es de una muerte por cada 18.000 Cesáreas realizadas. En el mundo en general, es mucho más fácil morir en un accidente de tránsito que morir como consecuencia de una Cesárea.

¿En qué condiciones debe hacerse una Cesárea?

Existen varias indicaciones, alguna absolutas y otras discutibles

  • Desproporción Feto-Pélvica o estrechez pélvica
  • Placenta Previa
  • Embarazo Múltiple
  • Sufrimiento Fetal
  • Cesárea anterior
  • Presentación Podálica
  • Preeclampsia
  • Desprendimiento prematuro de placenta
  • Deseo materno

¿Cómo puedo saber si mi bebé nacerá por parto o Cesárea?

Existen dos maneras básicas para saber por que vía nacerá tu bebé:

  • Parto anterior: aquellas madres que han parido bebés a término (más de 37 semanas) seguramente parirán sin problemas. El haber parido un bebé prematuro no garantiza un parto de un bebé maduro (cuestión de tamaño fetal)
  • Prueba de Trabajo de Parto: “toda mujer sin contraindicaciones puede parir hasta tanto no se demuestre lo contrario” y la única manera de tratar de demostrarlo es esperando el parto y seguir su evolución: si el parto se desarrolla con normalidad pues tendremos un parto vaginal normal en un 75-84% de los casos. Si el parto se desvía de la normalidad por razones maternas o fetales se practica una Cesárea

¿Es mejor parir que tener el bebé mediante una Cesárea?

Si no existe contraindicación para el parto vaginal y este se desarrolla de manera adecuada no hay que practicar una Cesárea. En estas condiciones el parto vaginal es mejor, no hay heridas abdominales, la recuperación es mucho más rápida y se evitan los riesgos quirúrgicos de una Cirugía Mayor

Entonces, ¿es “mala” una Cesárea?

En nuestros tiempos no lo es, si se puede parir es conveniente parir. Antes, una Cesárea era condenar a muerte a la paciente; ahora, la Cesárea es un método muy seguro inventado por el hombre para subsanar las imperfecciones de la Naturaleza. La Cesárea actual sugiere Avance Médico y ha evitado y evitará muchos casos de muerte y enfermedad fetal y materna.

Parto después de una Cesárea

Si la causa de la primera Cesárea no se repite se podría tener un Parto Vaginal pero hay que tener presente el riesgo de rotura uterina (~1%) que podría tener resultados catastróficos para mamá y bebé.

Mi recuperación después de una Cesárea

Toma más tiempo que la de un Parto Vaginal. Hay más heridas que cicatrizar y más dolores que tolerar durante 2-3 días. Te toma unas 6 a 8 horas para volver a caminar y unos 5-7 días para sentirte recuperada y reiniciar ciertas labores domésticass

Ten en cuenta las siguientes limitaciones:

  1. Evita, en lo posible, subir y bajar escaleras
  2. No levantes pesos mayores al peso de tu bebé durante las dos primeras semanas después de la cesárea
  3. No hagas oficios domésticos que requieran agacharse, doblarse o cargar grandes pesos (aspirar, barrer, recoger cosas del piso, lavar ropa, coletear) durante las dos primeras semanas; inicia las labores progresivamente y busca ayuda de ser necesaria
  4. No manejes vehículos durante dos semanas

Mi derecho a solicitar una Cesárea

La disponibilidad de información para el paciente (Internet, publicaciones) ha cambiado la forma como se ejerce la medicina actual: el paciente tiene derecho a recibir y verificar la información que el médico le da, de esta manera el paciente hace uso de su derecho a participar en la decisión del tratamiento a que será sometido. Al fin y al cabo es su cuerpo y tiene derecho a escoger de una manera informada la forma mediante la cual será invadido por un tratamiento médico.

  • Pro-Cesárea: si tienes pánico a parir o sencillamente no quieres parir y sentirte en control de la manera como y cuando nacerá tu bebé pues yo considero que tienes todo el derecho a elegir y tu médico debería practicarte una Cesárea si esta de acuerdo contigo
  • Pro-Parto: Al menos el 80% de las mujeres podría parir sin riesgos para ella o su bebé. Un trabajo de parto y un parto bien controlados no debería hacernos sentir pánico, de hecho, un manejo moderno del parto no debería ser un acto SUMAMENTE DOLOROSO gracias a los métodos modernos de manejo del dolor (analgesia peri-parto) ni SUMAMENTE PELIGROSO gracias a los métodos de vigilancia fetal electrónicos (monitoreo fetal intraparto).

En líneas generales: un parto adecuadamente manejado y que evolucione satisfactoriamente es mejor que una Cesárea en algunos aspectos

Mi posición particular: “El parto es la manera natural más no perfecta para el nacimiento de un bebé pero toda mujer tiene derecho a parir o al menos a intentarlo a sabiendas que de no resultar seguro dispondrá de un método alterno y secundario que intentará garantizar el bienestar de su bebé y el de ella misma”